Aprende a tratar con clientes difíciles al trabajar como bartender profesional

manejar clientes ebrios

Al trabajar como bartender profesional, es común atender a clientes que han ingerido más alcohol del debido. Sin embargo,  es difícil comunicarse con estas personas, especialmente si nunca lo has hecho antes. Negarte a servir bebidas es intimidante si la persona en cuestión actúa de forma escandalosa o agresiva.

Esta situación plantea una pregunta: ¿Cómo tratar con personas en estado de ebriedad? No te preocupes, GeDiscovery te ayuda a afrontar este incómodo suceso en el siguiente artículo.

Importancia de afrontar esta situación

Aprende a tratar con clientes difíciles al trabajar como bartender profesional

En primer lugar, las personas que han bebido demasiado son un peligro para sí mismas, para las personas a su alrededor y para ti. En segundo lugar, alguien que ha bebido demasiado podría arruinar la atmósfera del bar y molestar a otros clientes. Si, como bartender profesional, no puedes manejar la situación correctamente, los clientes pueden sentirse incómodos e irse del lugar.

Cuándo dejar de servir

Como es obvio, distinguir cuál es el momento apropiado para dejar de servir a alguien siempre es una cuestión de criterio. Algunas personas son muy hábiles cuando se trata de disimular los efectos del alcohol. Es recomendable que te enfoques en la totalidad de la situación. Asimismo, hay una serie de signos que son muy notorios:

Señales físicas

  • Ojos rojos y vidriosos
  • Mirada perdida

Señales en la conducta

  • Mala articulación de las palabras
  • Frases incoherentes
  • Desplazamiento ondulante, tambaleante y con tropiezos
  • Comportamiento excesivamente escandaloso o animado
  • Comportamiento inapropiado

Cómo dejar de servir

Aprende a tratar con clientes difíciles al trabajar como bartender profesional

Puedes evitar confusiones y conflictos si te diriges a la persona de la manera correcta. El saber tratar con las personas es una habilidad fundamental en esta profesión. Lo que no debes hacer es verlos como si fueran el enemigo, eso ocasiona reacciones agresivas o violentas. Esto es importante ya que, si no muestras interés por el cliente, esto se notará al momento en el que trates con él.

Aunque parezca raro, la clave para hacerlo correctamente empieza con tu perspectiva. Debes tener en mente que lo estás haciendo para ayudarlo o que estás de su parte. Lo que más conviene es poner paños fríos a la situación. En lugar de negarle directamente las bebidas, opta por ofrecerle un vaso de agua, café o algo de comida. Muéstrale que te importa que disfrute ese momento.

De igual forma, evita avergonzarlo, especialmente si se encuentra con amigos. Intenta llevarlo a un lado y decirle de forma privada que ya no puedes servirle más. Generalmente, las confrontaciones se originan cuando una de las partes siente que tiene que defenderse. Por último, tienes que actuar con confianza y firmeza. Una vez que has tomado la decisión, debes mantenerla.

Tipos de enfoques

Puedes elegir entre dos tipos de enfoques: directos e indirectos. Primero intenta los enfoques indirectos y , si no funcionan, debes usar una perspectiva directa.

Enfoques Indirectos

Consigue la ayuda de sus amigos

Esta estrategia funciona muy bien si la persona en cuestión tiene amigos sobrios que lo convenzan. Informa a sus amigos de la situación y que ya no puedes servirle más. Luego, sus amigos podrán darle la noticia de forma más ligera.

Sirve una ronda más y haz saber que es la última

Esto hace que el cliente conserve su bebida por un tiempo prolongado e implica que no tendrás que dejar de servirle sin previo aviso. Además, esto reduce la posibilidad de un enfrentamiento de manera significativa.

Enfoques Directos

Desvía la responsabilidad

Es probable que el cliente te culpe por no servirle más. En este caso, intenta desviar la culpa hacia el hecho de que son las reglas del lugar. Deja en claro que no es tu decisión y que va más allá de tu capacidad como bartender profesional. Esto reduce mucho las probabilidades de conflicto.

Sé el bueno

Haz que el cliente entienda que no te gusta la idea de tener que dejar de servirle, pero que debes hacerlo o perderás el trabajo. Si te pones de su parte, es improbable que el cliente reaccione de forma irascible.

Llama a seguridad

Si todos los intentos de evitar un conflicto fallaron, puedes llamar a seguridad como último recurso. Siempre es mejor dejar que estos manejen las situaciones si se trata de clientes conflictivos o violentos.

Al desempeñarte como bartender profesional encontrarás algunos retos al comunicarte con algunos clientes. Sin embargo, si sigues estos consejos, podrás manejar estas situaciones a la perfección.

 

GeDiscovery te ofrece los mejores cursos para la carrera de Bar Profesional y así convertirte en el mejor bartender. Si deseas obtener mayor información sobre cómo convertirte en un bartender profesional, escríbenos a través de nuestro formulario de contacto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *