Gerencia hotelera: Ocho formas de convertirte en el mejor jefe de recepción

Gerencia hotelera: Ocho formas de convertirte en el mejor jefe de recepción

En un hotel, la primera impresión es todo. La forma en que el personal de atención al público saluda y atiende a los clientes es decisivo para la imagen del hotel. Al igual que todos los buenos líderes, un jefe de recepción lidera desde el frente. Si puedes convertirte en un buen jefe, serás capaz de liderar con el  ejemplo y el personal obtendrá el conocimiento y la capacitación adecuados de ti para sobresalir en su trabajo.

Estas son algunas técnicas de gerencia hotelera para mejorar y convertirte en un gran jefe de recepción.

1. Trabaja pensando en encantar al cliente

En un hotel, la satisfacción del cliente es fundamental. La única forma en que puedes garantizar que los huéspedes se sientan satisfechos y felices con el servicio proporcionados por la recepción es valorar a los clientes. Por eso, trata a cada cliente de manera profesional y cortés. Asegúrate de tener el tiempo para escuchar el problema más pequeño y resolverlo. Si te comprometes con los empleados, ellos esperan que cumplas con sus expectativas. Capacita a los miembros del personal para registrar a los clientes con rapidez y también para permitir la salida tan rápido como sea posible.

Una vez que te enfoques más en las necesidades de los clientes y estés abierto tanto a los comentarios positivos y negativos, podrás anticipar sus necesidades y satisfacerlas.

2. Enfócate en los detalles

En la industria hotelera, las pequeñas cosas tienen un impacto enorme. Si quieres ser el mejor jefe de recepción que han visto tus clientes, presta mucha atención a los clientes. La recepción debe estar siempre limpia y ordenada y debe ser gestionada por personal inmaculadamente vestido. Asimismo, asegúrate de que cada miembro de la recepción esté en su puesto en todo momento y reciba a los clientes con una sonrisa amigable y de bienvenida. Incluso un arreglo floral en la recepción puede tener un impacto en la forma en que los clientes te perciban y perciban el hotel. Garantiza que las flores estén frescas y arregladas de una manera atractiva.

3. Sé muy organizado

Como jefe de recepción, serás responsable de numerosas áreas, que incluyen el servicio de limpieza, seguridad y portería. Entonces, debes hacer malabares con varias áreas al mismo tiempo, y si no eres organizado, no serás capaz de priorizar el trabajo. Si puedes organizarte tú mismo en el trabajo, podrás enfocarte en cada aspecto de tu responsabilidad con eficiencia. Esto te ayudará a identificar áreas de mejoras. De esta forma podrás crear estrategias para mejorar el servicio y, en consecuencia, convertirte en un mejor jefe de recepción.

4. Atiende al personal y a los clientes

Gerencia hotelera: Ocho formas de convertirte en el mejor jefe de recepciónUn buen jefe de recepción se toma tiempo para comunicarse con el personal, así como con los clientes. Cuando conversas con los miembros del personal, descubrirás los problemas que enfrentan para proporcionar un buen servicio a los clientes. De esta manera, puedes idear soluciones para ayudarlos. Además, debes interactuar con los clientes para ayudarlos a sentirse relajados con tu presencia para comentar sus preocupaciones y hacer preguntas.

Cuando tienes contacto directo con los miembros del personal y con los clientes, podrás evaluar las situaciones de forma apropiada y manejas las preguntas y preocupaciones que puedan tener el personal y los clientes.

5. Trabaja orientado a resultados

Para ser un excelente jefe de recepción, debes estar muy atento. Esto te ayudará a identificar áreas que necesitan mejoras y puedas tomar las acciones necesarias. Cuando estás enfocado en tareas y resultados finales, podrás utilizar los recursos mejor al tener las estrategias y los planes correctos implementados.

6. Juega en equipo

Aunque seas el jefe de recepción, debes ser capaz de jugar en equipo y de trabajar con los subordinados y otros jefes de departamento sin dejar que el ego se interponga en el camino. Esto te permitirá a construir un equipo que se haga responsable y sobresalga en su trabajo. Cuando un equipo trabaja de forma brillante, se refleja en tus habilidades de gerencia hotelera.

7. Sé proactivo

No esperes que el gerente general te diga cómo mejorar el departamento. Tú eres el jefe de recepción y debes tener la visión y la habilidad de iniciar las mejoras para obtener los resultados deseados. Recuerda que el éxito de un hotel depende de ti y de la habilidad de tu personal de manejar los clientes y abordar sus preocupaciones. Si puedes hacer felices a los clientes sin que te lo digan, te has convertido en un jefe de recepción fantástico.

8. Sé abierto a las mejoras

Cuando las cosas están yendo bien, recibirás una palmada en la espalda. Sin embargo, si las cosas van mal, debes ser capaz de pararte y hacerte responsable. Además, debes ser capaz de sentarte, analizar la situación e idear una solución para que no vuelva a suceder. No trates de culpar al personal o a otros si algo sale mal. En su lugar, utiliza los problemas para mejorar y mejorar tu área.

Cuando eres un jefe de recepción, eres responsable de la satisfacción y del bienestar del cliente. Cuando los clientes son felices con tu servicio, ellos regresarán y pasarán la voz sobre el hotel a los amigos y a la familia. Entonces, crear una buena impresión y garantizar que los clientes se marchen del hotel con resultados positivos debe ser el objetivo. Si lo logras, te has convertido en un jefe de recepción magnífico.

Gediscovery ofrece la carrera de Gestión de Servicios en Hoteles y Restaurantes, con el cual podrás convertirte en buen jefe de recepción. Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirnos al formulario de contacto.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Avatar for Luis Luis dice:

    Es miy buena la informacion del blog,gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *