Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

Dentro de la gestión de restaurantes, hay muchos consejos que ayudan a los gerentes y a los mismos trabajadores a ocuparse de todo tipo de operaciones. Desde la calidad de los alimentos hasta la atención al cliente, la actitud de cualquier miembro del staff debe ser impecable ya que si no podría haber repercusiones negativas en el negocio.

En el siguiente artículo de Gediscovery, queremos brindarte 15 consejos de gestión de restaurantes que todo gerente o trabajador debe tener siempre en mente para mejorar el ambiente laboral y así llegar al camino hacia el éxito.

Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

  1. Muestra una actitud positiva

Tu actitud positiva -o la falta de ella- puede afectar dramáticamente el estado de ánimo de todo el restaurante … clientes incluidos. Tu actitud negativa puede fluir a través de los trabajadores y filtrarse entre tus invitados. Esto ocasionaría que tus clientes no tengan una buena experiencia.

Trabaja en mantener una actitud positiva pase lo que pase. Es comprensible que te encuentres irritable y malhumorado de vez en cuando, pero intenta recordar la pasión que te trajo al mundo de los restaurantes.

  1. Promueve la transparencia con todo el equipo del restaurante

La transparencia es un aspecto importante dentro la gestión de restaurantes. Los trabajadores, en especial los más jóvenes, quieren saber lo que ocurre dentro del restaurante. Esto es comprensible ya que ellos quieren sentirse más conectados con el restaurante.

Fomenta la transparencia entre tus compañeros, así estos se sentirán como parte de tu equipo y se motivirán a trabajar de mejor manera. Puedes realizar reuniones periódicas con todo tu equipo para mantenerlo al día de lo que ocurre en el negocio. Durante las horas de trabajo, mantén una comunicación constante con ellos y no te olvides de alentarlos.

  1. Sé un modelo de estabilidad para el restaurante

El mundo de los restaurantes puede ser notoriamente inconsistente. Un día suele ser diferente a otro y así sucesivamente. Esto podría “desgastar” la eficacia de todos los trabajadores debido a que ellos no tendrían una idea exacta de qué esperar cada día.

Bríndales la estabilidad que necesitan para realizar mejor su trabajo: Mantén las líneas abiertas y sé consistente con tus expectativas. De esta manera, los ayudarías mucho.

Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

  1. Planifica con anticipación

Con el fin de trabajar de la mejor manera, es importante planificar con anticipación. Anticipar las necesidades y los problemas, y ser proactivo en la gestión del restaurante puede mantenerte alejado del camino del estrés y caos.

Trata de hacer una lista de cosas que deben hacerse en el restaurante en los próximos meses. Prioriza esas tareas por importancia y empiecen a trabajar. Si dentro de tu lista tienes “contratar” o “reemplazar” a un miembro del personal o “actualizar inventario”, estos puntos deben ir primero. Si los completas lo más pronto posible, evitarás tener problemas a causa de falta de personal o suministros.

  1. Innova

El negocio de tener un restaurante puede que te parezca un lugar donde no se necesita mucho de innovaciones, pero en realidad sí lo es. Ya sea se trate de nuevas innovaciones como puntos de venta más sencillos, adoptar una iniciativa como “de la granja a la mesa” o renovar los sistemas de contabilidad, cualquier tipo de innovación ayudará a mantener a tu restaurante exitoso.

  1. Delega

Quizás hayan días en los que no puedas manejar todas las tareas del restaurante con eficacia. Por eso es importante aprender a delegar. Empieza delegando tareas menores o no tan complicadas a tus compañeros de confianza y que sabes que harán el trabajo. Estos tipos de ayuda te liberarán y podrás centrarte en cuestiones más grandes.

Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

Haz saber a tus compañeros que ellos también están involucrados en las operaciones cotidianas (transparencia) del restaurante. Entrénalos para asumir más responsabilidades en el futuro.

  1. Lidera con ejemplo

Si deseas que tus compañeros trabajen a un nivel más alto, debes comenzar contigo mismo primero. Si ves que algunos miembros del restaurante necesitan ayuda, muestra que tu también puedes brindarles tu apoyo. Si te ven reaccionar a las necesidades del negocio sin que alguien te lo haya pedido, será más probable que imiten tu comportamiento.

  1. Responsabilízate por tus errores

Todos cometemos errores. Es un hecho de la vida. Solo por que eres un gerente de restaurante no significa que estás exento de cometer errores. No te enfoques en el hecho de que cometiste un error sino en la manera de cómo vas a arreglarlo.

Tómate un poco de tiempo durante una reunión para mencionar el error cometido, pide disculpas y luego realiza una “lluvia de ideas” con tus compañeros para prevenir ese tipo de errores.

  1. Trabaja en el restaurante

Tómate tiempo para examinar las tendencias gastronómicas, los resultados de marketing y las prácticas comerciales generales. De esta manera ayudarás a mantener tu restaurante abierto y exitoso en los próximos años.

  1. Celebra el éxito

Todo el mundo necesita de aliento de vez en cuando. Tus compañeros no son la excepción. Cuando celebras el éxito de tu restaurante, tus compañeros verán el valor de hacer un buen trabajo y sabrás que aprecias sus esfuerzos.

Si ves a alguien haciendo un buen trabajo o notas cómo manejó un problema de una manera excelente, tómate un momento para llamarlo y felicitarlo. Esta atención individual puede hacer que el trabajador se sienta respetado y como un valioso miembro del equipo.

Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

  1. Desarrolla tus habilidades para resolver problemas

Es importante que desarrolles y fortalezcas tus habilidades para resolver todo tipo de problemas, así estarás preparada para manejar cualquier tipo de emergencias dentro del restaurante.

Cuando te enfrentes a un problema, piensa en la solución más simple que satisfaga a todas las partes involucradas. No estés pensando y pensando. Puedes analizarlo después. Cuando las cosas estén más calmadas, tómate tu tiempo para pensar en el problema, la forma en cómo lo manejaste, qué pudiste haber hecho diferente y cómo lo evitarías en un futuro.

  1. Entrena tu cuerpo

La gestión de un restaurante pone una gran cantidad de demandas físicas en tu cuerpo. Es probable que tengas que levantarte temprano cada mañana para abrir el restaurante y te quedes hasta tarde para cerrarlo. Agrega la posibilidad de que también tengas que mover objetos muy pesados y enfrentarte a las horas de adrenalina (durante las horas de almuerzo y cena).

Por eso es muy importante que entrenes tu cuerpo para que cumpla con estos rigores de trabajo. La resistencia física es la clave porque estés preparado para estar en el restaurante por diez o doce horas. Separa tiempo dentro de tu apretada agenda para realizar ejercicio al menos tres veces por semana. No tienes que hacer ejercicios muy pesados, lo importante es que prepares tu cuerpo.

  1. Siempre pon la satisfacción del cliente en primer lugar

Satisfacción del cliente, servicio al cliente, felicidad del cliente, o atención al cliente, no importa cómo quieras llamarle, siempre debe estar entre tus prioridades. Piensa en todas las probabilidades impredecibles que pueden ocurrir en tu restaurante: clientes con alergias, con restricciones dietéticas, no satisfechos, la lista sigue y sigue.

La forma en cómo lidiar con estas situaciones y escenarios influenciará mucho sobre la opinión de los clientes. Esta percepción puede tener un efecto positivo o negativo en tu restaurante.

 Pero, ¿cómo puedes poner siempre la satisfacción del cliente en primer lugar? Al “pesar” cada situación sobre cómo afectará al restaurante, a tus trabajadores y al cliente.

  1. Sea duro pero sensible a la vez

Puede parecer una contradicción en términos, pero un gran gerente de restaurante necesita ser duro pero sensible, rígido pero flexible. Es necesario establecer altos estándares y metas, y esperar a que tu y tu equipo produzcan resultados. Eso puede significar que debas empujar a tus compañeros fuera de su zona de confort de vez en cuando. Será la única manera en la que podrán crecer y mejorar dentro de la industria de restaurantes.

Gestión de restaurantes: 15 consejos para mejorar la manera de trabajar en un restaurante

Adversidad y desafío generan experiencia y habilidad.

Ser duro no significa que tienes que renunciar a la sensibilidad y la flexibilidad. Puedes alcanzar tus metas y ayudar a que tus compañeros mejoren, a la vez que eres sensible a sus necesidades y flexible a las demandas de la situación.

  1. Ponte cómodo al realizar varias tareas a la vez

Sí, habrá momentos en los que puedas concentrarte en una cosa durante una hora o dos. Pero en su mayor parte, tu trabajo como gerente te exigirá ser un experto haciendo varias tareas a la vez, es decir, ser multitareas.

Tus compañeros vendrán a ti con preguntas de todo tipo. Los proveedores te estarán llamando para programar tareas. Los clientes querrán hablar contigo. Tu día estará lleno de innumerables tareas; por lo tanto, tendrás que ser capaz de afrontar varias tareas o problemas a la vez.

GeDiscovery te ofrece los mejores cursos de la carrera de Gestión de Servicios en Hoteles y Restaurantes. Si deseas obtener mayor información, escríbenos a través de nuestro formulario de contacto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *