Gestión de hoteles y restaurantes: 8 consejos para las fotografías de tu menú

Las personas somos seres visuales. Nuestro comportamiento es una reacción de lo que vemos.  Es por eso que la fotografía de alimentos es una parte importante del marketing en la industria hotelera y de restaurantes. A través de las fotografías, tus clientes decidirán qué comer del menú que ofreces.

Invertir en una buena sesión fotográfica de tus alimentos y local es un aspecto importante para la estética de tu marca, pero puede ser difícil si tienes un presupuesto muy estricto. En Gediscovery, te daremos algunos consejos para que las fotografías de tu menú se destaquen y que el nombre de tu negocio o marca prospere.

Gestión de hoteles y restaurantes: 8 consejos para las fotografías de tu menú

Para comenzar, debes tratar de ser transparente. Debes mostrar las fotografías de los alimentos que sirves en tu restaurante. En el caso, tengas poco presupuesto, es hora de que te pongas en marcha y agarres tu cámara fotográfica.

1. Dónde y cuándo usar la fotografía

Los restaurantes de gama alta generalmente no usan fotos, mientras que los restaurantes de gama baja las usan. Por supuesto, esto varía según la marca y el nombre de tu restaurante. Un excelente servicio de fotografía de alimentos puede llegar a ser muy costoso. Al contar con presupuestos pequeños, los propietarios de restaurantes generalmente tratan de tomarlas ellos mismos. Afortunadamente, muchos de ellos han logrado captar fotografías excelentes. Es cuestión de práctica y gustos.

Si tienes un menú con una rotación frecuente, y aun así quieres un atractivo visual, te sugerimos ilustraciones. Estas generalmente dan un toque más creativo y una idea más general de tu producto. Otra opción muy útil es omitir las imágenes y usar descripciones originales de cada uno de tus platos.

2. Consistencia

Gestión de hoteles y restaurantes: 8 consejos para las fotografías de tu menú

Esta es una regla general del diseño de marca. Si ciertas fotos parecen haber sido tomadas en un gran ambiente de iluminación; otras, en la cocina luego de unas horas; y algunas, con una cámara de baja resolución; comenzarás a “rodar colina abajo”. Es decir, será un grave error el que estás cometiendo.

Si eres tú quien está tomando las fotos, por lo menos trata de que sean consistentes: todos con la misma tonalidad de iluminación y resolución. Así todas parecerán ser parte de un mismo menú.

Esto conlleva a tener una buena planificación en la producción de alimentos y sobre el estilo de estos. Si sabes la ubicación exacta de las fotos dentro del menú, trata de usar los ángulos correctos para mostrar lo mejor de tu plato.

Si tu restaurante cuenta un panel de menú o, menús impresos o digitales, asegúrate de que las fotos sean las mismas en todos los medios.

3. Texturas e iluminación

Cuando estás por realizar una sesión fotográfica, la textura y la iluminación son puntos muy importantes.  Nos referimos a texturas cuando hablamos del fondo que se utilizará para resaltar el plato. Junto con los platos o las mesas en las que se exhibirá tu comida, trata de incorporar lo que realmente se usa en tu restaurante. Muestra la consistencia de tu marca.

Asimismo, asegúrate de que tu iluminación sea buena. Si tienes opción, obtén un paraguas de iluminación o ubica tus platos en una caja de luz. Como se menciona en este artículo, la iluminación natural también es muy útil en caso no tengas el equipo de iluminación adecuado.

Gestión de hoteles y restaurantes: 8 consejos para las fotografías de tu menú

4. Clasificación de tu restaurante

Las clasificaciones de tu restaurante generalmente determinarán el diseño de tu menú y la forma en que usa la fotografía. Los restaurantes de comida rápida y casual se han convertido en la clase más nueva de restaurante. Todos los tipos de restaurantes tienen sus propias formas de mostrar su menú. Como mencionamos anteriormente, los restaurantes exclusivos tienen tendencia a usar solo texto y vetan las fotos en sus menús. Por otra parte, hay restaurantes que prefieren mostrar fotos, fotos y más fotos.

Puedes crear una combinación de ambas formas: texto e imágenes. Solo recuerda no exagerar. Asegúrate de que tus fotos estén en armonía con tu marca y reconocimiento.

5. Utiliza las fotos con moderación y de manera estratégica

Algunos menús tienen una foto para cada plato. Esto puede funcionar en algunos lugares, aunque esta estrategia puede interrumpir la capacidad de vender estratégicamente otros artículos de alto beneficio. Así que te recomendamos agregar dos fotos por cada sección que desees exhibir. En la mayoría de los casos, encontrarás un aumento en las ventas del plato o bebida fotografiada.

6. Contrata a un fotógrafo adecuado

En el caso hayas decidido tomar las fotografías por ti mismo, sáltate este consejo. En caso contrario, sigue leyendo.

Hay muchos buenos fotógrafos allá afuera; sin embargo, encontrar uno que tenga mucha experiencia en alimentos es un poco difícil ya que trabajar con alimentos es una categoría propia. Contratar a un fotógrafo experto en bodas puede no ser la mejor ruta. Una vez que encuentres uno, comparte con él o ella las ideas que tienes en mente para tu restaurante.

7. Deja los teléfonos para las redes sociales

Gestión de hoteles y restaurantes: 8 consejos para las fotografías de tu menú

Por supuesto que salir y comprar o conseguir una buena cámara (profesional o semi-profesional) no es un paso sencillo, pero vale la pena tratar. En caso desees utilizar las redes sociales como Facebook e Instagram, utilizar tu teléfono con los filtros disponibles en él SÍ que te servirá de mucho. De esta manera, lograrás ganar algún reconocimiento social.

8. Comprende de la expectativa

La mayoría de desilusiones que sufre un cliente al ir a un restaurante es toparse con la sorpresa que la foto que vio en el menú no concuerda con el plato que pidió. Una de las razones de colocar fotografías en los menús es para crear expectativas en los clientes y animarlos a que ordenen. No mates estas expectativas. Lo más probable es que esa persona confundida no vuelva a tu restaurante.

La precisión de las fotos es muy importante. Aunque los platos pueden estar “estilizados” para atraer los ojos de los clientes, los platos deben parecerse a la comida que sirves.

En resumen, las porciones engañosas, la cantidad, la calidad y el aspecto general del plato pueden hacer que tus clientes se sientan confundidos.

En Gediscovery, te enseñaremos todo lo que debas saber sobre la Gestión de Servicios en Hoteles y Restaurantes. Si deseas tener más información, escríbenos a nuestro formulario de contacto.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Avatar for Ruben Ruben dice:

    Muy buenos consejos. Muchas gracias

  2. Avatar for Ruben Ruben dice:

    Muy buen material para tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *